Ruralidad y modernización, de la vulnerabilidad al reconocimiento de sus reales necesidades

La modernización de los territorios rurales en Chile se ha caracterizado, entre otros aspectos, por la relevancia que ha tenido la pavimentación y mejoramiento de los caminos. Sin embargo, esto no necesariamente a estado asociado a un proceso de planificación y consideración de su uso, que implica la circulación de un importante número de camiones de alto tonelaje que traslada materias primas y alimentos; y, por furgones que trasladan a los (as) trabajadores (as) temporales.

Es así, que la modernización de los sectores rurales, al no tener una planificación para su uso cotidiano genera una permanente exposición, tanto para las comunidades que habitan estos sectores, como también para los transportistas y trabajadores que ven vulnerados su derecho a la tranquilidad y a la seguridad. Es así como deja de sorprendernos en estas fechas accidentes de tránsito donde enormes camiones pierden el control o donde mueren un número significativo de temporeros, sin que existan respuestas a las comunidades locales que han puesto sobre la mesa de sus autoridades en más de una oportunidad soluciones viales que consideren el flujo de camiones y empresas asociadas, automóviles privados y bicicletas. Ejemplo de lo anterior es lo sucedido al inicio de este año en la mal llamada “Carretera de la Fruta” (por no cumplir con las condiciones mínimas de seguridad de una carretera y sus flujos) en la Región de O’Higgins donde colisionó un camión con un furgón que trasladaba a trabajadores (as) migrantes al mando de un contratista que no cumplía con las disposiciones establecida por la ley para el traslado de personas. Esta situación se ve replicada en todas las regiones de nuestro País y por cierto en la Región de los Lagos.

Este hecho da cuenta de una constante y una necesidad inminente de pensar a los territorios rurales y la infraestructura asociada a su modernización. Es así que para avanzar en la política de desarrollo rural se requiere reconocer las necesidades y realidades, que en lo que respecta a la infraestructura y las condiciones laborales asociados a los sectores productivos silvoagropecuarios, debe quedar consignada como una urgencia dentro de la agenda actual.  

Dra. Daniella Gac Jiménez

Columna de opinión publicada en Diario El Austral de Osorno el día 6 de Enero de 2022.

Previous

Next

Comments are closed.