Lecheros: respuesta asociativa

Lecheros: respuesta asociativa

El libro complementa la extendida crítica hacia la industria por parte de los productores

Una buena noticia: acaba de aparecer un bello libro titulado “Asociatividad del Sector Lácteo en la Región de Los Lagos”, producto de la colaboración de dos años entre las asociaciones Aproleche y Agrollanquihue y la Universidad de Los Lagos. El texto formula una alternativa asociativa para fortalecer la competitividad del sector y desarrollar el capital social regional. Para ello recurre a la historia del sector, a las experiencias cooperativas internacionales y nacionales -como Cooprinsem y Colun- y el análisis de las políticas públicas.

El texto sintetiza un amplio trabajo de reflexión sobre la importancia de la dimensión asociativa en la competitividad del sector lechero. Se exploran los requerimientos para que una experiencia asociativa no fracase -como fracasó Calo- y destaca a Colun como el principal benchmark de las nuevas prácticas asociativas. A la vez, se enfatiza en la necesidad de modificaciones normativas y políticas que favorezcan la asociatividad y ayuden a revertir el debilitamiento del capital social asociativo que fue fundamental en el desarrollo histórico del sector.

También el libro complementa la extendida crítica hacia la industria por parte de los productores, con la necesidad de incluir el rol de la distribución en manos de los supermercados, una industria tanto o más concentrada que la del procesamiento. Pero por sobre todo plantea que se debe pasar de la crítica a la acción asociativa para ampliar el rol de los productores en la cadena de valor, superando los prejuicios y renovando la tradición cooperativa: una asociatividad 2.0.

Así como la Universidad Austral ha hecho grandes aportes en la modernización tecnológica de la producción lechera, hoy la Universidad de Los Lagos está aportando al desarrollo del potencial de capital social, que es una variable fundamental para el futuro de esta importante actividad de la región. Serán estos esfuerzos y no la altisonante demagogia seudonacionalista, con lenguaje bélico y estética fascistoide que ha aparecido recientemente, los que fortalezcan la competitividad de los productores y el desarrollo regional.

Gonzalo Delamaza Escobar

Columna de opinión publicada en el Diario Austral de Osorno, el día 23 de Agosto de 2018