Entre la histeria, rabia, pena y angustia: la pandemia… el poder, y las elecciones “locales”

La pérdida de vidas, los niveles críticos de vulnerabilidad financiera de muchos chilenos, el incremento en el desempleo, elevadas percepciones de inestabilidad (laboral y otras), la falta de criterio de personas y grupos para resguardar a sí mismos como a los demás; todo apunta a un mal manejo de parte de las autoridades de la pandemia, sin embargo, gran parte de lo que experimentamos hoy, era esperable por el comportamiento nuestro y del virus desde el año pasado.

Los permisos para vacacionar, desde comunas en Fase 2 en adelante; los permisos colectivos de trabajo, usados de manera indiscriminada, por empleados y empleadores; la poca capacidad de fiscalización por las fuerzas de orden; las fluctuantes y a veces incomprensibles restricciones aplicadas desde las autoridades de Salud y de Seguridad; la urgencia de volver a la presencialidad en las escuelas por la autoridad de Educación; las tendencias a exacerbar las inequidades territoriales (Santiago y Regiones) por parte de los Medios de Comunicación, han dado cabida a más histeria, rabia, pena y angustia en los efectos, lejanos y cercanos, del COVID-19; sentimientos que desembocaron –si bien por otros motivos- en los eventos iniciados el 18 de octubre, 2019.

Y ahora, el acelerado e intricado proceso eleccionario de 2 fechas, con nóminas de Constrituyentes, Gobernador@s, Alcaldes/Alcaldezas y Consejales, nos presenta un escenario que vaticina baja participación ciudadana, lo cual atenta contra la legitimidad de los procesos y de los y las eventuales autoridades electas (sin comentar, los criterios generados para presentar candidaturas). ¿Será ésta la estrategia del gobierno de turno: menoscabar la credibilidad del proceso y de sus resultados?

La democracia participativa es un paso firme en la mejor distribución del poder y de las autonomías territoriales (regiones, comunas, municipios, etc.), pero las trabas que se han construido –independientes a la crisis sanitaria – reflejan un aferramiento al poder de un sistema que impide justamente lo que profesa defender.

Dr. James Park Key

Columna de opinión publicada en Diario El Llanquihue de Puerto Montt el día 25 de Marzo de 2021.
Comments are closed.